Empresa Social: Una empresa social es una empresa dedicada a la solución de un problema social. La compañía se esfuerza por obtener beneficios, aunque todos los beneficios se reinvierten para promover el beneficio social.

Mediante el uso de principios y estrategias de negocio, crea un modelo de negocio sostenible para erradicar un problema social como es la pobreza, la salud,  la educación, el medioambiente, el acceso a la tecnología, los derechos humanos, etc.

La Comisión Europea define las empresas sociales como: Un operador de la economía social cuyo principal objetivo es tener un impacto social en lugar de obtener un beneficio para sus propietarios o accionistas. Funciona mediante la provisión de bienes y servicios para el mercado de una manera empresarial e innovadora y utiliza sus beneficios principalmente para alcanzar los objetivos sociales. Se gestiona de manera abierta y responsable y, en particular, involucra a los empleados, los consumidores y las partes interesadas afectadas por sus actividades comerciales.

que es la innovación social

La definición de la Comisión Europea pone el acento en tres aspectos que distinguen el emprendimiento social del emprendimiento de carácter ordinario y de la labor que tradicionalmente han llevado a cabo las ONG y otras organizaciones filantrópicas.

En primer lugar, la prevalencia de una misión social es la principal característica que distingue a las empresas sociales de las empresas en general. La diferencia, por tanto, no estriba en la forma sino en la misión, en el porqué de la empresa (y en muchos casos también en el cómo). El propósito de una empresa social no es obtener una rentabilidad sobre el capital, sino producir un impacto social. 

Sin embargo, las empresas sociales también tienen una dimensión empresarial, lo cual las distingue de las organizaciones sin ánimo de lucro y de la economía social tradicional. El emprendimiento social, a través de la provisión de bienes o servicios, busca una solución a un problema social que sea sostenible económicamente. Si bien no todas las iniciativas son totalmente independientes de la financiación externa o las ayudas públicas, deben generar suficientes ingresos para no estar supeditadas a financiadores y/o donantes.

Un tercer elemento que definiría el emprendimiento social sería su carácter innovador y un modelo de gobierno inclusivo, caracterizado por la participación y los procesos democráticos en la toma de decisiones.

 

Fuente:Social Business

 

¡Comparte con el mundo
para ser Eco de un futuro inspirador!

0
innovacion-social

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Déjanos un comentario ;)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar estos atributos de HTML

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>