IMG_2467

Entre todas las palabras que marcan el horizonte de la comunicación corporativa -creatividad, simplicidad, conexión, compromiso- hay una que se proyecta con luz propia hacia el futuro: colaboración.

 

Como respuesta al actual sistema económico, está emergiendo con fuerza La Economía de la Colaboración: un modelo socio-económico cuya filosofía se fundamenta en que a menudo “el acceso es mejor que la propiedad”. Este modelo ofrece una alternativa de consumo a la que cada día se apunta más gente, debido a los evidentes beneficios económicos, sociales y ecológicos que se derivan de su puesta en práctica.

Así como en el pasado reciente si queríamos un producto había comprarlo y ser propietario, hoy en día podemos encontrar comunidades (online) dispuestas a compartir/intercambiar/alquilar/regalar todo tipo de productos y servicios.

En agencias de publicidad y empresas de todo el mundo, ya está calando esta tendencia y comienzan a cuestionarse el concepto de copyright en el campo de la comunicación, especialmente cuando piensan en sus propias acciones de RSE y en los múltiples usos que podrían tener, en pro del bien, común si las pusieran a disposición de otras organizaciones que se enfrenten a los mismos desafíos.

 

Titulos tendencias una aproximación gr-01

La actual forma de la economía, la economía de mercado capitalista, ha creado un peligroso escenario de crisis: burbujas económicas, desempleo, repartos desiguales, crisis climáticas y de energía, hambruna, crisis de consumo, de identidad y de democracia.

Todas estas crisis están relacionadas entre sí, tienen una raíz común, que no es otra que el incentivo central de nuestro sistema económico: la ambición por el beneficio y la competencia. Esta motivación esencial potencia un comportamiento egoísta y desaprensivo, permite que las relaciones entre las personas fracasen y pone en peligro el equilibrio económico, social y ecológico.

 

Pastilla un nuevo contexto gr-02

Sin embargo, en los últimos años están apareciendo  un número creciente de estudios sociales  y científicos que refutan empíricamente la visión capitalista del ser humano, la cual afirma que el egoísmo y la competencia están anclados en el genoma humano. Las nuevas investigaciones  por el contrario lo describen como un ser social, con tendencia a la cooperación.  

Esta visión mucho más amable de la humanidad, está inspirando novedosas doctrinas económicas como las recogidas   en los libros Economía conductual, de Shiller, Akerloff y compañía, y Economía del bien común, cuyo padre intelectual es Christian Felber.  Ambas propuestas coinciden en señalar la importancia de la Generosidad como competencia distintiva del ser  humano. En el siguiente experimento realizado por la ONG Acción contra el Hambre en 2012 se muestra magistralmente como la generosidad  forma parte, desde la infancia, del repertorio de cualidades más admirables del ser humano:

 

Debido a factores como la crisis en la que estamos inmersos y a las múltiples oportunidades que ofrecen las redes sociales, están apareciendo iniciativas colaborativas de todo tipo que facilitan que la gente se encuentre, se contacte mediante Internet y comparta fuera de Internet: movilidad, alojamiento, redistribución, cooperativas de consumo, libros… son sólo algunos ejemplos de cómo la generosidad y el  altruismo están impulsando una nueva economía basada en la colaboración.    

img-colaborativo

 

Titulos tendencias  una nueva actitud gr-03

Todas las iniciativas de consumo colaborativo tienen en común que facilitan la conexión entre aquellos que disponen de recursos infrautilizados y aquellos que tienen necesidad de esos mismos recursos. También es importante recordar que, cuando se habla de fabricar productos más ecológicos suele olvidarse que lo más ecológico es hacer un uso más óptimo de todo lo que ya está a nuestra disposición.

Un buen ejemplo de cómo esta filosofía se está aplicando en organismos oficiales, lo encontramos en la sociedad pública Ihobe, adscrita al Departamento de Medio Ambiente y Política Territorial del Gobierno Vasco, que en su manual de buenas prácticas sostenibles  para elaborar documentos y guías de carácter divulgativo, propone traducir y adaptar otros trabajos ya existentes de calidad contrastada, previa autorización de sus propietarios.

Imagen14

 

En el campo de la comunicación, también están apareciendo iniciativas colaborativas como la puesta en práctica por Thomas Kolster un joven publicitario danés, fundador de WhereGoodGrows (Donde Crece lo Bueno) una plataforma cuyo objetivo es reunir a las agencias, a las empresas, a las organizaciones no gubernamentales y a los gobiernos en un espacio en el que se ‘reciclan’ las buena ideas y todo se comparte. Este espacio aspira a convertirse en la mayor plataforma colaborativa de “iniciativas de comunicación”, con una meta así de clara: marcar la diferencia por el bien del planeta.  Kolster resume la esencia que inspira su proyecto con estas palabras:

La época del ‘copyright’ y del secretismo a ultranza de nuestro mundillo tiene que acabar. Si una idea es buena, Si una campaña funciona ¿Por qué no  cederla con un buen propósito

maxresdefault

 

Un ejemplo de las muchas creaciones publicitarias que podemos encontrar en esta plataforma, es Let´s Colour,  la campaña, cuyos derechos están cedidos, ha sido realizada por la empresa Decolux con el objetivo de utilizar el color para mejorar la vida de las personas :

 

La comunicación colaborativa también propiciará la suma de conocimientos, esfuerzos y recursos entre empresas del mismo sector, para abordar proyectos más ambiciosos y de mayor alcance social. A nivel mundial, el primer caso de este tipo de colaboración, es el de la campaña blå fisk (pescado azul) realizada en Dinamarca a finales del año pasado. En una acción de marketing conjunta de alcance nacional, los tres principales competidores en el campo de la distribución minorista de alimentos, unieron sus fuerzas para promocionar los productos del mar sostenibles entre los consumidores daneses.

bla fisk-tendencias rse - tendencias rsc- Creemos Creamos NRG

Con toda certeza, la generosidad con la que algunas empresas comparten sus ideas en pro del bien común, será una de las mejores fórmulas para aumentar la credibilidad del  relato de sus marcas y adquirir el reconocimiento y admiración de todos sus grupos de interés.

 

Una oportunidad gr-04

Seguir la tendenciaLa comunicación colaborativa”, puede generar nuevas oportunidades de negocio y convertirse en una buena estrategia para todas aquellas empresas que aspiran a ser relevantes para sus grupos de interés. Algunas de estas oportunidades pueden ser:

  • Ampliar su capacidad de innovación en sus productos y servicios  gracias al intercambio de buenas prácticas de RSC y sostenibilidad.
  • Incrementar las recomendaciones hacia su marca por parte de los consumidores y grupos de interés
  • Creación de consorcios para generar entornos más responsables y sostenibles ( por ejemplo,Smartcityes)
  • Impulsar clusters de innovación.

 

Fuentes:
WhereGoodGrows
Consumo colaborativo
Libro: La Economía del Bien Común Autor: Christian Felber Ed. Deusto SA Ediciones, 2012
Reputation Institute

 

Si quieres saber cómo aplicar esta tendencia a tu proyecto o negocio, para generar valor a todos tus grupos de interés, puedes contactar con nosotros en: red@ecosdelfuturo.com

 

 

¡Comparte con el mundo
para ser Eco de un futuro inspirador!

8
innovacion-social
tendecias-rsc-pop up

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.